lunes, 19 de marzo de 2012

La sal por arrobas(I): La Paquera y La Perla

 Nuestro saloncito se llena hoy de gloria pura con la visita de dos de las más grandes cantaoras de los últimos 50 años.Junto con Fernanda y Bernarda de Utrera formarian el gran triunvirato de las reinas indiscutibles de los cantes festeros.Había pensado haberlas metido a las dos en el mismo post y ¨enfrentarlas¨ en un histórico duelo de titanes,pero me parece tremendamente injusto.Cada una de ellas merece,no una simple entrada,ni un blog entero les haría justicia;se merecen una enciclopedia.Me hinco de hinojos,me quito el cráneo,me rompo la camisa y recompongo las tapaeras de mi sentío y de mis entrañas ante estas dos fuerzas de la naturaleza,dos genios irrepetibles con un talento y una voz que dejarían a las trompetas de Jericó a la altura de simples matasuegras.Voy p´allá:


                                                        LA PAQUERA DE JEREZ


Empezamos con la menor de ellas.Menor en edad,evidentemente,pero no de menor envergadura.En 1934 nace Francisca Méndez Garrido,en el flamenquísimo y gitanísimo barrio de San Miguel,hija de madre paya y padre gitano(el cantaor El Rubio).Su propia abuela la ¨rebautiza¨con el apodo familiar(Paquera) y sus inigualables dotes para la interpretación y la transmisión de lo jondo hacen gentes desde que apenas echa a andar.Sus condiciones vocales son extraordinarias: con sólo 8 ó 9 años acaba con cualquier cantaor avezado en las fiestas donde la llevan a actuar para ganar unos duros y ayudar así a la precaria economía familiar.Apadrinada por genios como Aurelio Sellés,pronto sus proezas canoras quedan plasmadas en los entrañables discos de pizarra de la época,concretamente en 1953 y al llegar el vinilo,sus grabaciones serían muy numerosas y continuas durante toda su carrera,tanto en disco como en actuaciones para tv,hasta que fallece en el año 2004.Si hay algún artista del que se puede decir que no tiene ningún trabajo,no ya malo,ni prescindible siquiera,esa es la Paquera.Para ella no existen cantes grandes o chicos:ya sean siguiriyas,soleares,fandangos,cantes a palo seco o estilos festeros como las bulerías(reina y señora),tangos.... todos se vuelven enormes,infinitos,cuando La Paquera los ejecuta.Su voz,torrente de decibelios,te atraviesa la médula de parte a parte y su sentío y sentimiento te sobrecoge.Confieso que cada vez que escucho cualquier disco de Francisca(despues de tantos años y tantas escuchas) me sigue estremeciendo ese latigazo de voz,ese ímpetu,esa urgencia,ese desgarro,esa ascua incandescente que parece brotar del corazón de la Creación misma.En fin,me pasaría el dia entero divagando sobre ella,mejor que mi pobre palabrería la han definido grandes plumas de este pais.Por ejemplo,Manuel Ruiz Ríos,paisano suyo y uno de los más prestigiosos flamencólogos dijo de ella:


¨Desde El Gloria no se dio una voz festera de tamaña magnitud, ni tan sugestiva. La Paquera de Jerez es un fenómeno natural, una yema hirviendo que, de siglo en siglo, brota en la cepa del cante: ese eco que se nos queda clavado como una estaca en el entrecejo, una inefable sonería flamenquísima e incomparable, única, en cada salía, tercio y remate




Rumbera desde los años 50(o desde que nació),en sus primeros discos,como en este de 1960,ya nos deja abducidos con esta rumba ¨mixta¨(mitad orquestada) con evocaciones cubanas y andaluzas y con sabor a ¨chocolate,pichón y piñonate¨.Canoavá.





                                                         La Paquera de Jerez-Canoavá









Escalofríos me entran cada vez que escucho Esto nuestro.










La Paquera de Jerez-Esto nuestro









Y calentura con Tu pintura.

                                                  La Paquera de Jerez-Tu pintura









                                     
                                        ¡ Salve,Paquera.Salve,Regina!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada